There are no translations available.

 

PALEOLÍTICO

Las terrazas cuaternarias del río Jarama presentan unos medios sedimentarios que han permitido la conservación de restos materiales de este período. Las cuencas fluviales (niveles de terrazas) son uno de los espacios mejor conocido de la arqueología prehistórica madrileña, en especial las terrazas de los ríos Manzanares y Jarama, aunque éste último fundamentalmente en el tramo aguas debajo de Mejorada del Campo.

 

Por lo general, este tipo de yacimientos se encuentran situados al aire libre en los depósitos fluviales cuaternarios, aprovechando los recursos bióticos y abióticos del entorno natural. Este es el caso de Áridos, un yacimiento del Paleolítico Inferior, que se localiza en el Valle del Jarama cerca de la confluencia con el Henares. En Áridos se identificaron restos de dos elefantes antiguos (Palaeoloxodon antiquus) asociados a útiles en sílex y cuarcita. Algunos de estos animales parece que se descuartizaron in situ. Junto a ellos aparecieron otras especies como ciervos, bóvidos, cánidos, etc. Se identificaron asociados más de doscientos individuos reagrupados en cincuenta y cinco variedades de peces, anfibios, reptiles, aves y grandes y pequeños mamíferos.

 

Desde antiguo han sido documentadas industrias paleolíticas a lo largo del río Jarama. Los primeros investigadores del Paleolítico que se encargan de estudiar esta cuenca fueron Pérez de Barradas, Obermaier y Wernert.  Aunque más recientemente, cabe destacar los trabajos de Santonja y Querol quienes revisan y amplían los datos obtenidos por estos investigadores, y en la actualidad los proyectos de investigación de prospección, excavación, muestreos palinológicos y dataciones por luminiscencia en el tramo comprendido entre Mejorada del Campo y San Martín de la Vega (Panera et al., 2000; Rubio et al., 2002).

 

Los primeros yacimientos documentados por Pérez de Barradas (1923) son los de El Cubillo (Guadalajara), en la desembocadura de los arroyos de Quiñones y de la Vega (Guadalajara), en el Casar de Talamanca (Guadalajara), y entre Rivas y San Fernando de Henares. Estas localidades han ofrecido escasos restos que no ofrecen adscripción posible, estando además su localización bastante alejada de nuestra zona de estudio.

 

Se trata de yacimientos al aire libre, en su mayoría en superficie, con características morfotécnicas Achelense (industrias bifaciales, macroutillaje y lascas) y Musteriense (industrias de lascas extraídas de núcleos discoides y levallois principalmente). Los conjuntos líticos se elaboran en cuarcita, materia prima local, transportada por el río Jarama, siendo aprovechados los cantos rodados para su explotación, tanto siguiendo una cadena operativa achelense para la configuración de macroutillaje (bifaces, triedros, hendedores, etc.) como discoide y levallois para la confección de lascas. Son yacimientos por lo tanto del Paleolítico Inferior y Medio contextualizados en terrazas cuaternarias del Jarama, como son (Baena et al., 2002):

 

- Paleolítico Inferior: Arroyo de Fuelle, situado en su último tramo del arroyo, paralelo al camino de Barajas de Madrid a Paracuellos de Jarama (Pérez de Barradas, 1929; Obermaier y Pérez de Barradas, 1930; Santonja y Querol, 1977); Barajas Pueblo y Caserío de los Corralejos (Pérez de Barradas, 1929; Obermaier y Pérez de Barradas, 1930; Santonja y Querol, 1977); Algete (Pérez de Barradas, 1923), (Santonja y Querol, 1977); El Azafranal, junto al km. 14,2 de la carretera de Alcalá de Henares a Valdetorres del Jarama (Santonja y Querol, 1977); Cerro de Viso, al suroeste de Alcalá de Henares (Santonja y Querol, 1977); Prado de San Juan (Santonja y Querol, 1975 y 1977); La dehesa de la Muñoza, en el T.M. San Fernando de Henares (Pérez de Barradas, 1929; Obermaier y Pérez de Barradas, 1930; Santonja y Querol, 1977) y en Alcobendas (VV.AA., 1991).

 

- Paleolítico Medio: Barajas con el cruce del camino del Romero (Pérez de Barradas, 1929); Los Cenagales, en Hortaleza (Pastor Muñoz, 1978); Estación de San Fernando de Henares (Pérez de Barradas, 1929; Obermaier y Pérez de Barradas, 1930; Santonja y Querol, 1977); Huerta de los Frailes, en el término municipal de Paracuellos (Pérez de Barradas, 1929; Obermaier y Pérez de Barradas, 1930; Santonja y Querol, 1977).